Las mujeres fumadoras en tratamiento de reproducción asistida sufren un efecto comparable a tener diez años más de edad

31 de Mayo, Día mundial sin tabaco. El 30% de las mujeres en edad reproductiva son fumadoras

Según la Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv, las fumadoras tienen peor calidad ovocitaria y embrionaria, un incremento de las anomalías cromosómicas y su edad menopáusica se puede adelantar entre uno y cuatro años

 

 

Madrid, 24 de mayo de 2010.- Como cada 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud organiza el Día Mundial sin Tabaco, con el fin de recordar los grandes perjuicios que acarrea el tabaco para la salud. En concreto, se relaciona con este hábito patologías de tipo pulmonar, cardiovascular y cancerígeno; sin embargo, no son las únicas afecciones que se producen. Según la Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv, el 30% de las mujeres en edad reproductiva son fumadoras un factor que puede influir directamente en su fertilidad, ya que suelen presentar una peor calidad ovocitaria y embrionaria, un incremento de las anomalías cromosómicas y su menopausia se puede adelantar entre uno y cuatro años.

 

En el caso de que la mujer fumadora tenga que recurrir a un tratamiento de fertilidad también puede encontrarse con más problemas para lograr un embarazo que una que no lo es. “En el caso de las mujeres que fuman se requiere más medicación con Gonadotropinas para estimular la ovulación. Además, hay más ciclos cancelados y las tasas de implantación son más bajas. Podemos decir que el efecto que causa el tabaco sobre estas mujeres es comparable a tener diez años más, y ese incremento a la hora de ser madre es muy alto”, explica la Dra. Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de la Clínica Ginefiv.

 

Además, durante la gestación se pueden producir graves consecuencias en mujeres fumadoras. “Hay más posibilidades de sufrir abortos, gestaciones extrauterinas en el caso de fumar más de 20 cigarrillos al día, y otras complicaciones como placenta previa, prematuridad, muerte súbita del lactante, así como una mayor demanda asistencia durante la lactancia”, asegura la Dra. Verdú.

 

Además, según diversos estudios publicados en las revistas “Maturitas” y “Endocrinology” el tabaco en las mujeres embarazadas puede influir en la futura fertilidad del niño, si es niño puede tener una menor concentración y movilidad espermática, y si es niña puede tener tendencia a una menopausia temprana.

 

Sin embargo, las mujeres fumadoras con problemas de fertilidad no lo tienen todo perdido ya que, “la pérdida de la fecundidad asociada al tabaquismo puede ser revertida en un año. Además, dejar de fumar representa una ayuda muy eficaz en el tratamiento para la fertilidad”, concluye la Dra. Victoria Verdú.

 

 

 

Ginefiv

La clínica Ginefiv es pionera en el Tratamiento de Esterilidad e Infertilidad en España. Con más de 20 años de experiencia, ha ayudado a nacer a más de 15.000 niños y es la clínica que mayor número de casos trata en la Comunidad de Madrid. Entre sus logros está el nacimiento del primer bebé procedente de embriones congelados en Madrid en 1988 y el primer nacimiento tras una fertilización por Microinyección Espermática en 1996.

 

Ginefiv ha conseguido unas tasas de embarazo que pueden equipararse con los centros más prestigiosos a nivel internacional. De forma orientativa, la tasa de embarazo oscila entre el 45 y el 50% en técnicas de Fecundación in Vitro y Microinyección espermática, y entre el 15 y el 30% en técnicas de Inseminación Artificial.

 

 

 

 

Para ampliar el tema podernos ofrecerte entrevistas con la Dra. Victoria Verdú, coordinadora de ginecología de la clínica de reproducción asistida Ginefiv.

 

Inforpress

Cristina Martínez Peralta/ Cristina Rodiera

Tlf. 91 564 07 25 / 667 64 31 75

Comparte este contenido: