Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

¿Sabías que la acupuntura ayuda a la reproducción asistida?

Categoría: Salud reproductiva
 
23 agosto, 2011

Viajar, leer un libro, hacer ejercicio… hay muchas formas de reducir el estrés, una epidemia que, como vimos en el anterior post, afecta a millones de personas e influye  negativamente en la fertilidad y en los tratamientos de reproducción asistida. Pero, ¿sabías que la acupuntura puede ayudarte a reducir este estrés y a favorecer la implantación del embrión en reproducción asistida? Esta técnica, procedente del lejano oriente, ha demostrado que, al igual que es beneficiosa para tratar un gran número de enfermedades y dolencias, ayuda también en los tratamientos de reproducción asistida.

Pero, ¿qué es realmente la acupuntura? La acupuntura consiste en la inserción de agujas finas estériles y desechables en puntos específicos del cuerpo. Con un tamaño de 3 a 25 centímetros de largo, se suelen situar en la cabeza, muñecas, pies, piernas y abdomen. Es un tratamiento prácticamente indoloro que no produce efectos secundarios y que, dependiendo de los pacientes, genera una sensación de calma profunda o una gran energía física.

Esta práctica también ayuda en la fertilidad. La acupuntura es útil para regular las hormonas y estimular el endometrio. Además, podría producir cambios en el sistema nervioso central que ayudarían a regular la circulación sanguínea de ovarios y del útero, incrementando la vascularización uterina y ovárica y favoreciendo la implantación del embrión.

Sin embargo, la acupuntura no sólo genera beneficios físicos en reproducción asistida, sino que también influye a nivel psicológico. Es útil para reducir el estrés que en ocasiones genera la infertilidad y que influye negativamente en la consecución del embarazo, incluso llegando a ser una de las causas de abandono del tratamiento.

De hecho, la paciente que se trata con esta técnica, deja de centrarse en las emociones negativas que pueden provocar amenorrea (ausencia de menstruación) o una alteración de producción de hormonas, para hacerlo en las sensaciones corporales. Esto, según la psicóloga de la clínica de reproducción asistida Ginefiv, Beatriz Dibra, “reduce a largo plazo el grado de control que adquieren las emociones negativas sobre la paciente”.

Ginefiv creó en 2009 su propia unidad de acupuntura y desde entonces ha tratado a más de 100 pacientes con ese tratamiento natural para favorecer la fertilidad de aquellas parejas que deseen tener un hijo.

Deja tu comentario