Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

Calcula tus días fértiles: el moco cervical

8 septiembre, 2014

moco cervicalEl método del moco cervical, también conocido como Método de Billings es un medio natural de control de los días fértiles basado en las características que presentan los fluidos cervicales en cada fase del ciclo menstrual.

Las hormonas que regulan el ciclo menstrual también actúan sobre el cuello del útero y hacen que éste produzca una secreción de mucosidad diferente en cada etapa del ciclo. Es por ello que conocer los cambios del moco cervical a lo largo del ciclo puede ayudarte a reconocer cuándo estás en tus días más fértiles y por tanto adecuados para conseguir el embarazo.

Así por ejemplo, el período de máxima fertilidad se caracteriza por un moco cervical más claro y elástico, similar a la clara de huevo, mientras que los días con menos probabilidad de concebir, éste es escaso, blanquecino y más espeso. Aprender a reconocer cuándo suceden estos cambios es más sencillo en el caso de que los ciclos sean regulares y puede ser un buen indicador de los días fértiles.

Cómo es el moco cervical durante las fases del ciclo

El moco cervical en la fase folicular

La fase folicular comienza el primer día de regla y finaliza en el momento de la ovulación. Durante esta fase se producen importantes cambios, algunos más perceptibles que otros, en el moco cervical. Así, al terminar la menstruación, la parte más interna de la vagina queda bloqueada por un tapón de mucosidad que sirve para prevenir posibles infecciones y que se desprenderá más adelante, al finalizar esta fase, dando paso al período fértil. Durante estos días, el moco cervical es más bien escaso, blanquecino o transparente y de textura líquida o pegajosa, si bien a medida que se acerca la fase de la ovulación, va siendo más abundante y elástico. Algunas mujeres pueden llegar a percibir la salida de este tapón de mucosidad densa al finalizar la fase folicular.

Fase de ovulación: los días fértiles

Unos días antes de que el óvulo se desprenda del folículo ovárico, las células del cuello uterino comienzan a producir moco cervical acuoso, elástico, parecido a la clara del huevo cruda y de una consistencia tal, que hace que situado entre el pulgar y el dedo índice puedas estirarlo hasta formar un hilo delgado antes de romperse. En este momento el cuerpo se prepara para una posible fecundación y permite que los espermatozoides se desplacen más fácilmente desde el cérvix hasta las trompas, donde el óvulo podrá ser fecundado. El último día en que se tiene sensación de lubricación es el día más fértil del ciclo, y es en esta fecha cuando hay más posibilidades de concebir. La sensación de lubricación puede durar uno o dos días más, indicando que todavía tienes posibilidades de quedarte embarazada.

La fase lútea: hacia un nuevo ciclo

La fase lútea es la que va desde la ovulación hasta que se produce la implantación del embrión o se produce la menstruación y da comienzo el siguiente ciclo. Durante esta fase de menor fertilidad, el moco pierde de nuevo su elasticidad y consistencia de clara de huevo para retomar un aspecto blanquecino, espeso, cremoso y nuevamente más ácido.

Cómo registrar el moco cervical

Al igual que te recomendamos hacerlo para registrar tu temperatura basal, puedes registrar los cambios de flujo en una tabla o calendario con el fin de aprender a reconocer estos cambios y poder calcular mejor tus días fértiles.

Simplemente tienes que recoger una muestra de moco cervical con el dedo índice, tras haberte lavado bien las manos, y una vez en tu mano tocar el moco con el pulgar, cerrando y abriendo los dos dedos para comprobar su elasticidad y consistencia. Si puedes separar los dedos unos centímetros sin que los hilos se rompan con facilidad, es probable que te encuentres en tus días más fértiles. En estos días, los espermatozoides pueden sobrevivir hasta 72 horas o más en el moco cervical.

Observando diariamente estos cambios podrás familiarizarte con el aspecto del moco cervical y sus cambios en los días más cercanos a la ovulación.

Comentarios
  1. Visitante >   15 septiembre 2014 a las 20:23 #

    Esta información me es útil a mi ignorancia,estaré mas atenta a los cambios de mi cuerpo,me fue muy útil,gracias

  2. Ginefiv >   22 septiembre 2014 a las 13:26 #

    Gracias a ti Jenny. Esperamos que la información te sea de utilidad. Un saludo.

  3. Visitante >   7 noviembre 2016 a las 2:20 #

    estimado veo que afirmas que el espermatozoide puede vivir 72hs,
    entiendo que eso es algo no habitual ya que la vida útil es de hasta 48 horas y que solo excepcionalmente se prologaría mas alla de ese tiempo de vida útil, me podría aclarar ese cuestión–
    gracias


Deja tu comentario