Novedad: prediagnóstico online gratuito y sin compromiso

Empezar

Cómo afrontar las emociones si el COVID-19 ha interrumpido tu tratamiento de fertilidad

16 abril, 2020

Categoría

Sabemos bien que este parón ha sido como un jarro de agua fría. Después de largo tiempo esperando en muchos casos, la situación sanitaria mundial por el COVID-19 ha puesto un paréntesis en el deseo de maternidad de muchas de vosotras.

Tanto si estabas a punto de empezar tu tratamiento de fertilidad, como si has tenido que interrumpirlo, es posible que en estos momentos y ante la situación de alarma excepcional que vivimos, te sientas angustiada, inquieta o tal vez incluso enfadada por haber tenido que aplazar tu proyecto.

El malestar emocional es completamente normal en un momento en el que vivimos una situación no esperada ni deseada, y que además en el caso de pacientes de reproducción asistida trunca temporalmente un proyecto vital ya iniciado o a punto de hacerlo.

A la incertidumbre de no saber cuándo se podrá empezar o retomar el tratamiento, se unen emociones de ansiedad e inseguridad derivadas de la propia crisis que vivimos.

Por ello, siguiendo las “Recomendaciones psicológicas para pacientes de reproducción asistida ante la crisis del COVID-19”, publicadas por la SEF, queremos ayudarte a afrontar lo mejor posible estos días previos a poder verte de nuevo en Ginefiv. Piensa que este período es sólo un aplazamiento de tu camino hacia la maternidad y que es así por tu bien y por el de tu futuro hijo.

Cómo afrontar la espera…

Si ibas a comenzar un tratamiento y has tenido que posponerlo o esperar para iniciar un nuevo ciclo:

Convierte este tiempo de espera en tiempo de siembra.

Lo habitual es que antes de empezar un tratamiento por primera vez tengas que realizar un estudio de fertilidad que requiera la realización de diversas pruebas. Aprovecha este tiempo para informarte sobre ellas, consulta tus dudas con nuestros especialistas a través de vídeollamada

Es posible que tu especialista te haya pautado vitaminas para mejorar la calidad de los óvulos durante unos meses antes del tratamiento. Piensa que este período de confinamiento puede servir para prepararte para estar en mejores condiciones de cara al tratamiento en muchos sentidos, tanto físico como emocional: ajustar el peso, comer adecuadamente, tener una buena higiene del sueño, realizar ejercicio, meditar…

Descansar la mente y rebajar la ansiedad será especialmente aconsejable si estás entre dos ciclos y este tiempo te permite desconectar de visitas, pruebas, medicación…

Enfocarlo como una parada para coger impulso en vez de como un tiempo perdido puede ser de gran ayuda en estos momentos.

Si estabas en tratamiento y has tenido que vitrificar óvulos o embriones:

Intenta mantener una actitud positiva. Tus ovocitos o embriones van a estar perfectamente cuidados y seguro que dentro de poco podremos buscar el mejor momento para transferirlos. En ocasiones puede ser incluso mejor transferir en diferido porque permitimos a nuestro cuerpo y a nuestras hormonas volver a la normalidad evitando la posibilidad de un exceso de estimulación.

Aprovecha para cuidarte mucho: sigue una rutina y practica aquellas actividades que te ayuden a favorecer el optimismo y la serenidad. Nos encontramos en una situación que no hemos elegido y por tanto podemos aprovechar para llenar nuestro tiempo de todo aquello que nos hacía sentir bien antes del tratamiento. Bien focalizado, este tiempo en casa se puede convertir en un momento de crecimiento personal y emocional, y de paso darte serenidad para el siguiente tratamiento.

Si estás en betaespera o recién embarazada y temes que el COVID pueda afectar a tu embarazo

Nuevamente lo más recomendable es mantener la calma. Todavía sabemos poco sobre este virus pero los estudios disponibles no muestran indicios de que pueda pasar de la madre al feto, y las probabilidades de infectarse de las mujeres embarazadas no parecen ser mayores que las del resto de la población.

Por ello, debes simplemente seguir las decisiones de las autoridades sanitarias en este sentido y ante cualquier duda ponerte en contacto con nosotros para resolverla telefónicamente o por vídeoconsulta.

Somos conscientes de las inquietudes que esta situación puede generar y por eso en Ginefiv seguimos a tu lado durante que este tiempo, que pronto pasará.

Avatar

Ginefiv

X