Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

Dra. Jaqueline Macedo
Ginecóloga en Ginefiv

El estrés reduce la fertilidad de la mujer

estudio-fertilidad-mujeresEl estrés antes de la concepción podría desempeñar un papel en la infertilidad, tal como lo demuestran los datos publicados en la revista Human Reproduction. Un estudio realizado por la investigadora Courtney Denning-Johnson Lynch, directora de Epidemiología Reproductiva del Centro Médico Wexner de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, sugiere que el estrés se asocia con un mayor riesgo de infertilidad y con una reducción de la probabilidad de embarazo.

Estos científicos demostraron que las mujeres con altos niveles de alfa-amilasa, un indicador biológico de estrés medido en la saliva, se asocia con el doble de probabilidades de no gestación tras un año de relaciones sexuales sin protección, y con una disminución del 29% de quedarse embarazadas.

En total se estudió a 501 mujeres estadounidenses de entre 18 y 40 años sin problemas de fertilidad conocidos y se les realizó seguimiento durante un año o hasta que lograron la gestación. Para ello se recogieron muestras de saliva a la mañana siguiente del día de la inscripción en el estudio y a la mañana siguiente del primer día de su primer ciclo menstrual. Y se analizó la presencia de alfa amilasa y cortisol, dos biomarcadores de estrés, en dichas muestras.

Del estudio se concluye que las mujeres con altos niveles de alfa amilasa salival y cortisol tienen menor probabilidad de quedarse embarazadas que las mujeres con bajos niveles de estos biomarcadores, y este efecto es clínicamente significativo, afirma Lynch, investigadora principal del estudio LIFE en Estados Unidos (Investigación Longitudinal de la Fertilidad y el Medio Ambiente).

Reducir la ansiedad

Estos datos deben animar a las mujeres que experimentan altos niveles de estrés y dificultad para quedarse embarazadas a buscar alternativas para reducir la ansiedad y mejorar la calidad de vida, por ejemplo practicando deporte, yoga, meditación, o recibiendo atención psicológica.

Aunque, el estrés no es el único factor aislado causante de infertilidad en las parejas. La infertilidad es una enfermedad crónica con matices, y origina reacciones emocionales comparables a las oncológicas. Hasta un 40% de las parejas presentan problemas psicológicos de significación clínica, que incluyen desde depresión, por la incapacidad de concebir, hasta ansiedad por la naturaleza estresante de los tratamientos y las altas tasas de abandono de los mismos. Por esta razón, y para un manejo correcto del estrés, debe existir una buena relación medico-paciente basada en la confianza y respeto mutuo, y un asesoramiento por parte de psicólogos profesionales para lograr mitigar el sufrimiento psicológico de las parejas y que, de este modo, no se convierta el temido estrés en otro factor añadido de infertilidad.

Deja tu comentario