Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

Dra. Marina De Nova
Ginecóloga en Ginefiv

¿Estás embarazada? Cuándo y cómo hacer un test de embarazo

Categoría: Sin categoría
 
3 octubre, 2017

shutterstock_66226753Ante la falta de menstruación o tras un tratamiento de reproducción asistida, muchas mujeres desean confirmar la sospecha de gestación mediante un test de embarazo, método que permite, con un alto margen de seguridad, saber si está embarazada o no.

¿En qué consiste un test de embarazo?

Un test de embarazo detecta la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG por sus siglas en inglés), también conocida como hormona del embarazo, ya sea en sangre o en orina. La gonadotropina coriónica humana es una hormona producida por el trofoblasto, un grupo de células presente ya en los primeros días de desarrollo del embrión, que originará la placenta. Esta hormona comienza a producirse tras la implantación del embrión y se mantiene en niveles elevados durante el primer trimestre de gestación.

¿En sangre o en orina?

El test de sangre se realiza en un laboratorio y puede detectar el embarazo incluso antes de la primera falta de menstruación. Las pruebas cuantitativas (en sangre periférica) pueden detectar niveles de hCG tan pequeños como 1 mIU/mL, mientras que las pruebas de orina requieren de 20 a 100 mIU/mL, según la marca. Se puede obtener un resultado preciso en pocas horas.

En la mayoría de los laboratorios, se considera como embarazo valores superiores a 25 mUI/ml de B-HCG en sangre. Niveles inferiores a 5 mUI/ml, significan que no hay embarazo en curso y valores intermedios, requerirán repetir la prueba con un margen de tiempo de al menos 48 horas.

El test de orina se puede comprar en la farmacia sin receta para realizar en casa. Consiste en una tira absorbente, normalmente presentada dentro de un cartucho plástico, que reacciona ante la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana en la orina.

Tienen una fiabilidad de entre el 75 y el 97 por ciento si el resultado es negativo, mientras que si el resultado es positivo la fiabilidad es del 99 por ciento.

Los hay con mayor sensibilidad que otros, según la marca. Lo ideal es utilizar las que detecten la concentración más baja de hCG. Por ejemplo, una prueba que dice detectar hCG a 20 mIU/ml (miliUnidades Internacionales por mililitro de orina) será más sensible que una que dice detectarla a 50 mIU/ml.

El resultado del test de orina: cada marca tiene un sistema de lectura de resultados diferente. El más habitual es el de las dos rayas para positivo, aunque sean tenues. Una de ellas indica si se ha realizado bien la prueba y la otra indica la presencia de la hormona de embarazo en sangre. Por tanto, la presencia de una sola raya indica que el test se ha hecho bien y el resultado es negativo.

Algunos test, en cambio, incorporan una pequeña pantalla digital en la que se indica el resultado y las semanas de gestación. En cualquiera de ellos, si no apareciera ningún resultado, lo más probable es que el test esté mal realizado, por lo que habrá que repetir la prueba.

¿Cuándo es el mejor momento para realizar la prueba de embarazo?

Ante cualquier retraso en la menstruación, la primera prueba a realizar es un test de embarazo.

Sin embargo, si lo que queremos es comprobar si hay gestación tras un tratamiento de reproducción asistida, el momento oportuno dependerá del tipo de tratamiento realizado.

Si la técnica utilizada ha sido inseminación artificial, la prueba de embarazo debería realizarse 16 días después de la inseminación, para que la sensibilidad del test sea mayor. Si, en cambio, el tratamiento realizado ha sido una transferencia de embriones, el test de gestación debería realizarse 14 días después, pudiéndose adelantar a 12 días si los embriones transferidos son blastos (embriones de 5 días).

Deja tu comentario