Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

Dra. Victoria Verdú
Coordinadora de Ginecología en Ginefiv

Estimulación ovárica: Todo bajo control

Categoría: Sin categoría
 
22 agosto, 2014

Estimulación ováricaEn un tratamiento de fertilidad, el propósito de la estimulación ovárica es madurar entre 5 y 10 folículos con el fin de obtener un número similar de óvulos (número que no se obtendría habitualmente de manera natural), consiguiendo así mayores posibilidades de fertilización que redunden en un incremento de las probabilidades de conseguir el embarazo.

Para ello, se administran determinados fármacos mediante los cuales se estimula la maduración de folículos que en un ciclo sin medicación comenzarían a crecer pero que se perderían de no haberlos estimulado. Durante este tiempo se controlan ecográficamente el número y el tamaño de los folículos que se generan, así como el grosor del endometrio.

¿En qué momento deben comenzar los controles de una estimulación ovárica?

En la estimulación ovárica hay una serie de fases durante las cuales es muy importante tener un control exhaustivo. La primera de ellas es la fase previa a la estimulación.

En esta fase previa es fundamental hacer un diagnóstico muy preciso de la reserva ovárica. Por una parte se realiza un recuento de los folículos antrales y de la hormona antimulleriana y esto permite saber qué expectativas tenemos en cuanto al número de ovocitos que vamos a conseguir y a la calidad de los mismos, con lo que podemos informar correctamente a la paciente acerca de sus expectativas de éxito.

Por otra parte, la valoración de la reserva ovárica previa a un ciclo de estimulación ovárica nos permite valorar la cantidad de medicación que tenemos que administrar, pues esta varía en función de cada paciente.

¿Qué puede ocurrir si no se hace una buena valoración de la reserva ovárica?

Si no se hace una buena valoración de la reserva ovárica puede ocurrir que no se ajuste bien la medicación y que, por ejemplo, en una paciente con alta reserva ovárica, se ponga más medicación de la que sería pertinente, con el consiguiente riesgo de hiperestimulación ovárica. O en el caso de pacientes con baja reserva, que se prescriban dosis inferiores a las que serían necesarias, con la posibilidad de tener que cancelar el ciclo por baja respuesta. De manera que la valoración previa es fundamental para poder ajustar la medicación lo mejor posible.

¿Se facilita a la paciente la medicación para la estimulación ovárica en la clínica?

La medicación siempre tiene que ser comprada en farmacia porque las clínicas no estamos autorizadas a venderla. Pero una  vez que la paciente ha comprado la medicación en la farmacia, podemos enseñarle a administrársela o, si lo prefiere, venir a pincharse a la clínica todos los días. En Ginefiv contamos con un servicio de atención al paciente al que se puede recurrir para comenzar el tratamiento y aprender a administrarse la medicación, cualquier día de la semana.

¿Qué importancia tiene la amplitud horaria y de servicios en el éxito de un tratamiento de reproducción asistida?

Al inicio de la estimulación es probable que transcurran 3-4 días en los que la paciente no tenga que venir a la clínica, pero a partir de entonces, en función de su respuesta ovárica, los controles se hacen cada 2-3 días en la mayoría de los casos y en ciertos casos son necesarios controles diarios a partir de un determinado momento.

Además, la fase de la estimulación ovárica también requiere la realización de controles analíticos de estradiol y progesterona, de manera que se hace fundamental la disponibilidad de este servicio todos los días de la semana. Todo ello hace que la calidad asistencial sea mejor y que el control del ciclo sea el más adecuado.

¿Esta disponibilidad afectaría también al momento de la punción ovárica?

Es importante que la punción también pueda realizarse cualquier día de la semana.  Atrasar o retrasar una punción es posible y parece ser que los resultados podrían no variar demasiado de un día a otro, pero sí es cierto que en función de los niveles de estrógeno y del desarrollo folicular, existe un día que es el más adecuado. En este sentido, trabajar de lunes a domingo permite poder llevar a cabo la punción en el mejor momento posible.

¿Qué otros aspectos destacaría como fundamentales para poder llevar a cabo una estimulación ovárica de calidad?

Por supuesto también es parte fundamental del éxito del tratamiento la existencia de un equipo multidisciplinar que sea capaz de valorar a la paciente desde diferentes puntos de vista y a la vez de manera integrada.

Del mismo modo, la asistencia permanente por parte de una auxiliar en consulta, tanto durante las ecografías de control como cuando se realizan biopsias de endometrio, citologías o cualquier otra técnica diagnóstica es de gran importancia para el trabajo del ginecólogo y sin duda mejora la calidad asistencial de la paciente, tanto durante la estimulación ovárica como en el resto de fases del tratamiento.

Deja tu comentario