Master Genética y Reproducción
Salud y Felicidad

Todo lo que necesitas saber sobre Fertilidad e infertilidad, Salud reproductiva, Tratamientos de Reproducción Asistida,...

Premio Mejor Institución Sanitaria

Premio Mejor Institución Sanitaria Ginefiv recibe de la Ministra de Sanidad el premio a la Mejor Institución Sanitaria
Edimsa lo concede por primera vez  a una clínica de reproducción asistida.

La endometriosis y la infertilidad

 
24 agosto, 2012

La endometriosis es una de las principales causas de infertilidad. Hasta un 40% de las mujeres que la paceden tiene problemas para conseguir un embarazo y es, por tanto, una de las principales razones de visita a un centro de reproducción asistida. La endometriosis, enfermedad que se estima que afecta a un 10% de las mujeres en edad reproductiva, se caracteriza por la presencia del tejido que reviste el interior de la matriz, fuera de su lugar habitual y tiene como consecuencia dolor pélvico, fatiga y calambres menstruales. Aunque algunas pacientes, por el contrario, carecen de síntomas.

El complejo diagnóstico de la endometriosis

El diagnóstico de la endometriosis es complejo y requiere de un examen físico y pélvico de la paciente, ecografía abdominal o vaginal, y en ocasiones un TAC y/o una resonancia magnética que permita observar de forma bidimensional las estructuras internas.

Sin embargo, la principal vía de diagnóstico es la laparoscopia, ya que permite valorar la pelvis, identificar los depósitos endometriósicos, tomar biopsias, eliminar los quistes en el ovario y tratar, en algunos casos, las zonas afectadas con láser.

Además de a mujeres en edad reproductiva, la endometriosis puede afectar a aquéllas que han dado a luz después de los 30 años; tienen un familiar de primer grado con la misma enfermedad; tienen un útero anómalo o una ligadura tubárica, o son mujeres adolescentes o postmenopáusicas con restitución hormonal.

Síntomas y posibles tratamientos

La sintomatología de la endometriosis puede variar mucho de una mujer a otra, pero los más frecuentes son: calambres menstruales intensos, dolor durante el coito, fatiga, infertilidad, dolor al orinar, defecaciones dolorosas u otros problemas gastrointestinales como la diarrea o el estreñimiento. No existe una cura definitiva para esta afección, sin embargo algunos tratamientos pueden atenuar los síntomas. Si la paciente presenta síntomas leves se pueden tratar con analgésicos simples. En otros casos se pueden utilizar tratamientos hormonales que frenen o bloqueen temporalmente la función ovárica. En casos sin respuesta, se valoran técnicas quirúrgicas como la laparoscopia, para extirpar zonas más extensas de endometriosis, o la histerectomía, en la que se extraen el útero y los ovarios si la mujer no desea tener hijos.

La relajación, la meditación, los baños tibios, prevenir el estreñimiento y practicar ejercicio de manera habitual son, asimismo, algunos sencillos consejos que pueden ayudar a calmar los molestos síntomas.

Cuando el embarazo no llega

Una de las causas principales de consulta de mujeres a los centros de reproducción asistida es la endometriosis. Y es que las técnicas de reproducción asistida permiten a muchas de estas pacientes cumplir su sueño de ser madre, con tasas de éxito del 45-50%. En otros casos es necesario sustituir el gameto de la paciente y realizar la fecundación con los de una donante, lo que asegura tasas de éxito del 58-60%.

Deja tu comentario