Blog

La selección de embriones

La selección embrionaria en la fecundación in vitro consiste en escoger para la transferencia, un embrión con el máximo potencial de implantación. Para ello, los embriólogos tienen en cuenta una serie de factores que permiten seleccionar el embrión que tendrá más probabilidades de llegar a implantarse en el útero materno.

El fundamento de la FIV es conseguir un número suficiente de ovocitos y, a partir de estos, un número de embriones adecuado que permita realizar esta selección.  Y el trabajo de los embriólogos consiste precisamente en ello. A través de la observación de criterios dinámicos y morfológicos, se lleva a cabo una evaluación de los embriones día a día, desde la fecundación hasta la transferencia.

El aspecto morfológico es el principal de los factores que se tienen en cuenta. Se observa a través de un microscopio su evolución, el ritmo de división, la simetría de sus células, la presencia de uno o más núcleos, la presencia de fragmentación… y en general su comportamiento hasta el momento de la transferencia, para finalmente seleccionar aquellos que presentan una mejor calidad y por tanto ofrecen mayores probabilidades de implantación y de conseguir un embarazo.

¿Hablamos?

Para conocer precios o cualquier otra duda sobre

reproducción asistida, por favor haz clic en: