Ginefiv presenta el libro “El gran sueño, ser papás”

Ginefiv presenta el primer libro que recoge los testimonios de distintos modelos de familia que han cumplido el sueño de tener un hijo gracias a la reproducción asistida, así como la visión de donantes de óvulos y espermatozoides

Libro de reproducción asistida de GinefivMadrid, 17 de junio de 2013.- Las historias de Arthur, David, Iván, Lucas, María y Virginia son el reflejo de que es posible cumplir el deseo de venir al mundo gracias a la ayuda de terceros. Ésta es la finalidad de “El gran sueño, ser papás”, el primer y único libro, editado por la clínica Ginefiv, que reúne casos de éxito en la reproducción asistida en distintos modelos de familia. La obra reúne el testimonio de nueve padres, que comparten con el lector sus experiencias durante el tratamiento, y de dos donantes que han ayudado a varias parejas.

La iniciativa se enmarca dentro del 25º Aniversario de Ginefiv. La clínica ha querido que sean los propios pacientes que han acudido a su centro quienes expliquen en primera persona cómo afrontaron la situación de recurrir a la reproducción asistida. Además, incluye información práctica y útil, que da respuesta a las dudas más frecuentes que presentan personas que tienen dificultades a la hora de concebir: posibles causas, cuándo acudir al especialista y dónde ir, entre otras muchas.

Al mismo tiempo, el libro explica las posibilidades que la medicina reproductiva ofrece en la actualidad para afrontar esta dificultad. El manual refleja todos los aspectos, desde los más médicos, a los emocionales o legales. Además, en él se recoge cómo gracias a los últimos avances en reproducción asistida existen nuevos modelos familiares, como las mujeres que deciden abordar la maternidad en solitario o las parejas de mujeres homosexuales que quieren constituir una familia.

“En la sociedad actual conviven distintos tipos de familia y a ello ha contribuido la reproducción asistida. Hoy en día es posible que mujeres solteras o parejas lesbianas puedan procrear ellas mismas un hijo y vivir la experiencia plena del embarazado gracias a la donación de semen”, comenta la Dra. Verdú, coordinadora de Ginecología de la clínica Ginefiv. “En nuestro país, la donación es completamente anónima, aunque se buscan que las características fenotípicas sean similares para que el bebé sea lo más parecido posible a la madre”.

Como explica una de estas madres que ha participado en el libro: “Siempre quise tener un hijo biológico, lo más mío que fuese posible, pero no tengo la necesidad de una pareja. Yo quería sentir lo que era tener a mi bebé dentro, que tuviese mis genes… Quería atisbar qué crea ese lazo tan fuerte, ese sentimiento que hace que una madre defienda a su hijo. Quería vivirlo todo”.

La donación, un acto solidario que ayuda a muchos padres

Otro de los temas que se abordan en el “El gran sueño, ser papás” es la donación de gametos. Cada vez son más las personas que deben recurrir a ella para poder hacer realidad el deseo de tener un hijo e incluso se ha triplicado en los últimos cinco años. Sin embargo, son muchas las dudas que asaltan a los pacientes cuando su especialista en reproducción les ofrece esta opción, a pesar de que tenga unas tasas de éxito mayores.

Por eso, el libro ha querido reflejar también la visión personal de los propios donantes, tanto de óvulos como de semen, cuya función es de suma importancia en los tratamientos de reproducción asistida y una esperanza para muchas parejas.

Este acto es sumamente generoso, ya que da la posibilidad de tener un hijo a aquellas mujeres sin parejas que desean ser madres o una pareja que lleva muchos años luchando. Así lo explica una de las pacientes que tuvo que recurrir a la donación: “Tuve momentos de dudas, pero he tenido mucho apoyo de la familia, amigos y de los profesionales de la clínica. La donante me hizo un regalo maravilloso y me ha dado la oportunidad de llevar a mi hijo dentro de mí”.

Por su parte, a los donantes les otorga una gran satisfacción personal, ya que obtiene la sensación de ser útiles con otras personas, que en el futuro podrían ser ellos mismos. Como explica una de las donantes del libro, que ha donado hasta cuatro veces: “Me hace muy feliz ayudar a alguien a cumplir un deseo tan profundo. Estás dando una vida…, es algo muy grande”.

La selección de donantes es muy rigurosa, ya que se deben cumplir unos requisitos mínimos: tener entre 18 a 35 años, no tener enfermedades ginecológicas ni de transmisión sexual y no tener antecedentes personales o familiares de enfermedades hereditarias graves, además de tener una buena calidad ovocitaria o de semen. De aquí que no todos los candidatos pueden pasar las pruebas.

Por eso, y como confirma la doctora “al contrario de lo que se suele pensar, el aspecto económico no es determinante a la hora de decidir donar, ya que deben de pasar exhaustivas pruebas médicas, además de la carga emocional. La gran mayoría de los donantes lo hacen por solidaridad, por motivaciones personales o porque en su círculo cercano están viviendo algún caso de infertilidad, lo que les que les anima a hacerlo”.

Desde el nacimiento de Louise Joy Brown, el primer bebé por Fecundación in Vitro, más de cuatro millones y de medios de bebé han venido al mundo a través de alguna técnica de reproducción asistida. En España, se estima que hasta el 15% de las parejas puedan tener algún problema de fertilidad y 16.000 niños nacen cada año mediante algún tratamiento de fertilidad. Según explica la Dra. Victoria Verdú: “Cada vez más españoles deben recurrir a estos tratamientos. Esto se debe, principalmente, al retraso de la edad de la maternidad, que con la actual crisis se está postergando aún más. Debemos tener en cuenta que alrededor de los 20 años, en plena edad fértil, la probabilidad máxima de quedar embarazada en un ciclo natural es de cerca del 25%. A partir de ese momento, la fertilidad va disminuyendo de manera paulatina: por cada año que se retrasa, las posibilidades de quedarse embarazada se reducen en un 5%”.

Ginefiv, 25 años en reproducción asistida

La clínica Ginefiv es pionera en el Tratamiento de Esterilidad e Infertilidad en España. Con más de 25 años de experiencia, ha ayudado a nacer a más de 15.000 niños y es la clínica que mayor número de casos trata en la Comunidad de Madrid. Entre sus logros está el nacimiento del primer bebé procedente de embriones congelados en Madrid en 1988 y el primer nacimiento tras una fertilización por Microinyección Espermática en 1996.

Ginefiv consegue tasas de embarazo que lo situan con los centros más prestigiosos a nivel internacional. De forma orientativa, la tasa de embarazo oscila entre el 45 y el 50% en técnicas de Fecundación in Vitro y Microinyección espermática, y entre el 15 y el 30% en técnicas de Inseminación Artificial.

Video Conmemorativo del 25 aniversario de Ginefiv:

Historia de Ginefiv
Comparte este contenido: