La nueva técnica Oosight de Ginefiv permite visualizar la estructura interna de los óvulos para seleccionar los más aptos para la fecundación

  • Permite observar las partes fundamentales del ovocito para escoger aquellos que no presentan anomalías, lo que se traduce en un incremento de la tasa de fecundación y de embarazo
  • Esta técnica complementa y mejora la Inyección Espermática Intracitoplasmática (ICSI), ya que permite introducir el espermatozoide en el óvulo garantizando que no se está dañando la zona cromosómica, puesto que si ésta se rompe el gameto se hace inservible para la fertilización

 

 

En su compromiso por desarrollar al máximo la precisión en los tratamientos de Fecundación in Vitro para conseguir los mejores resultados, la clínica de reproducción asistida Ginefiv acaba de incorporar la tecnología Oosight. Mediante un innovador sistema óptico, esta técnica visualiza la estructura interna del óvulo para seleccionar los aptos para la fecundación y complementa y mejora la Inyección Espermática Intracitoplasmática (ICSI), ya que permite introducir el espermatozoide en el óvulo garantizando que no se está dañando la zona cromosómica, ya que si ésta se rompe el ovocito se hace inservible para la fertilización.

 

Una de las características diferenciales del sistema es su propiedad óptica, basada en diferentes índices de polarización de la luz, que permite observar a tiempo real las estructuras más importantes del óvulo, como la orientación, posición y orden molecular de los microtúbulos que forman el huso mitótico, encargados del reparto equitativo de cromosomas; o de las tres capas de glicoproteínas de la zona pelúcida que contienen los receptores que hacen posible que el espermatozoide se una al óvulo y tenga lugar la fecundación. Irregularidades en estas estructuras puedan generar fecundaciones anómalas, una disminución de la viabilidad embrionaria y menor capacidad implantatoria de los embriones. Sin embargo, observando el óvulo bajo esta innovadora tecnología se pueden seleccionar aquellos ovocitos óptimos para la fertilización, lo que se traduce en un incremento de la tasa de fecundación y de embarazo.

 

Además, introducir el espermatozoide en el óvulo bajo la óptica del Oosight garantiza que no se está microinyectando por la zona del huso mitótico, evitando de esta manera provocar el mínimo daño en el aparato cromosómico del ovocito. Se ha convertido, por tanto, en una herramienta adicional a la Inyección Espermática Intracitoplasmática (ICSI) que implantaba el espermatozoide en cualquier lugar del óvulo, con posibilidades de romper o dañar el huso mitótico.

 

Esta técnica no invasiva está recomendada para mujeres de edad avanzada y para aquéllas que hayan vitrificado sus óvulos, casos en los que es más difícil lograr un embarazo, ya que, aparte de ofrecer información para llevar a cabo los procesos de congelación y descongelación de ovocitos, el software de Oosight proporciona una medida proporcional a la densidad de las estructuras que se están visualizando en el microscopio, pudiéndolas utilizar como marcadores de calidad ovocitaria. Así, aquellos óvulos con un huso más denso tienen una probabilidad mayor de llegar a estadio de blastocito (estadio pre-embrionario anterior a la implantación).

 

Las novedosas técnicas puestas en marcha por Ginefiv, como la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Seleccionados Morfológicamente (IMSI) o el sistema Oosight, mejoran la efectividad de los tratamientos de reproducción asistida garantizando así un mayor número de casos de éxito.

 

Ginefiv

La clínica Ginefiv es pionera en el Tratamiento de Esterilidad e Infertilidad en España. Con más de 20 años de experiencia, ha ayudado a nacer a más de 15.000 niños y es la clínica que mayor número de casos trata en la Comunidad de Madrid. Entre sus logros está el nacimiento del primer bebé procedente de embriones congelados en Madrid en 1988 y el primer nacimiento tras una fertilización por Microinyección Espermática en 1996.

 

Ginefiv ha conseguido unas tasas de embarazo que pueden equipararse con los centros más prestigiosos a nivel internacional. De forma orientativa, la tasa de

embarazo oscila entre el 45 y el 50% en técnicas de Fecundación in Vitro y Microinyección espermática, y entre el 15 y el 30% en técnicas de Inseminación Artificial.

Comparte este contenido: