La técnica Embryoscope selecciona los mejores embriones para la Fecundación In Vitro

  • Se basa en un incubador de embriones que lleva incorporado un sistema de cámaras para captar el desarrollo del embrión en tiempo real, lo que permite seleccionar los mejores embriones para transferir al útero
  • Esta técnica no invasiva evita extraer los embriones del incubador, lo que mejora los resultados de implantación embrionaria
Madrid, 20 de diciembre de 2011

Los casos de infertilidad están aumentado en los últimos años y cerca del 15% de las parejas españolas tiene problemas a la hora de concebir un hijo de manera natural. La Fecundación In Vitro (FIV) es una de las técnicas más utilizadas por las parejas que tienen esta dificultad. Para tener éxito, este método requiere que los embriones transferidos al útero sean de alta calidad. Para ello, la clínica de reproducción asistida Ginefiv utiliza Embryoscope, una innovadora técnica que consigue seleccionar los mejores embriones, ayudando así a conseguir mayores posibilidades de conseguir el embarazo.

Mediante un complejo sistema de cámaras, esta técnica permite observar al embrión en tiempo real, desde que se realiza la Fecundación In Vitro hasta la fase final de transferencia al útero. Gracias al exhaustivo seguimiento que se puede realizar del desarrollo embrionario permite conocer el momento exacto de la división celular. Además, esta técnica hace que ya no sea necesario extraer los embriones de la incubadora para ver su evolución, evitando someterles a situaciones de estrés por diferencias de temperatura, variaciones de PH o exposición a la luz, factores que podían reducir la calidad del embrión.

“Esta sofisticada grabación permite ver aspectos morfológicos que anteriormente pasaban desapercibidos, como la visualización del núcleo en las células en momentos concretos y, por lo tanto, conocer los parámetros que permiten seleccionar los mejores embriones para realizar la transferencia y así conseguir mayores probabilidades de gestación”, explica el Dr. Vicente Badajoz, coordinador del laboratorio de la Clínica Ginefiv.

Aunque se puede realizar a cualquier paciente que vaya a someterse a un tratamiento de Fecundación In Vitro, Embryoscope está especialmente indicado para parejas que llevan más de dos ciclos sin gestación o fallo de implantación o casos de abortos de repetición. Asimismo, tal y como asegura Vicente Badajoz, “esta técnica es compatible con otras alternativas dentro de la Fecundación In Vitro, como el Diagnóstico Genético Preimplantacional, que detecta alteraciones cromosómicas o genéticas de un embrión; el haching asistido, para promover su implantación; o con el cultivo de blastocito”.

Comparte este contenido: