Mostrar todo Oculta todo

¿Cuál es la diferencia entre esterilidad e infertilidad?

En sentido estricto, las definiciones admitidas actualmente son:

  • Esterilidad primaria: cuando la pareja, tras un año de relaciones sin anticonceptivos, no ha conseguido un embarazo.
  • Esterilidad secundaria: cuando la pareja, tras la consecución del primer hijo, no logra una nueva gestación en los 2-3 años siguientes de coitos sin protección.
  • Infertilidad primaria: cuando la pareja consigue una gestación, pero ésta no llega a término con un recién nacido.
  • Infertilidad secundaria: cuando la pareja, tras un embarazo y parto, no consigue una nueva gestación a término con un recién nacido.

¿Debo acudir a un centro especializado o puedo esperar a quedarme embarazada por mis propios medios?

Si deseas quedarte embarazada y no lo consigues tras llevar más de un año intentándolo (o seis meses si tienes más de 35 años), debes acudir a un especialista en medicina de la reproducción.

Creemos que la edad es determinante en la fertilidad. Por ello, si eres joven quizá puedas dilatarlo más tiempo, pero si eres mayor de 35 años, no conviene esperar mucho. Debes saber que a partir de esta edad la fertilidad comienza un claro descenso.

¿Es muy frecuente tener problemas de esterilidad?

Aproximadamente el 20% de las parejas en edad reproductiva presentan casos de esterilidad. En España, unas 800.000 parejas padecen de esterilidad.

¿La infertilidad es un problema de la mujer o del varón?

En Ginefiv consideramos que los problemas de esterilidad son un problema de la pareja y es fundamental que tanto el varón como la mujer se impliquen por igual en todas las etapas del diagnóstico y del tratamiento. 

De cualquier manera, los estudios médicos observan que la causa de la esterilidad es atribuida a la mujer en el 50% de los casos y al varón en el 40%, aunque en muchos de estos casos las causas son mixtas, es decir atribuida a ambos. En el restante 10% de los casos se afirma que la esterilidad es de origen desconocido, aún después de realizar todas las pruebas diagnósticas.

¿Qué es una clínica de reproducción asistida?

Una clínica de reproducción asistida es un centro médico altamente especializado en métodos de diagnóstico y tratamiento de los problemas de esterilidad. Está formado por modernas instalaciones y personal altamente cualificado para realizar las más avanzadas técnicas de reproducción asistida. 

Ante un caso de esterilidad, siempre es preferible acudir a ginecólogos especialistas en reproducción, porque en el estudio de la esterilidad se incluyen pruebas que no se realizan en las exploraciones ginecológicas habituales

¿Existe lista de espera? ¿En cuánto tiempo podría realizarme estas técnicas?

Puedes concertar una cita en Ginefiv para una primera visita sin demora.

En esta primera visita, una doctora especialista en reproducción asistida revisará tu caso y, dependiendo del mismo, recomendará que te realices las pruebas necesarias para completar tu estudio de esterilidad.

Es importante que traigas los resultados de pruebas previas, si las tienes, con el fin de acortar en lo posible el tiempo para comenzar tu tratamitento.

Si el diagnóstico es claro y el estudio está completo, podrás comenzar inmediatamente tu tratamiento, a partir de tu próximo ciclo. 

En el caso de realizar un tratamiento de recepción ovocitaria, debes saber que el tiempo de espera para recibir ovocitos de una donante es muy reducido. Por supuesto, también dependerá de la complejidad fenotípica. Sin embargo, Ginefiv cuenta con la ventaja de tener un programa de donación muy amplio, lo que nos permite encontrar donantes con afinidades fenotípicas y grupo sanguíneo compatible con la receptora y su pareja.

¿Cuáles son las posibilidades de embarazo?

Las posibilidades de fecundación y embarazo dependen de las condiciones de cada pareja y de la técnica de reproducción asistida empleada. Para conocer las tasas de éxito de Ginefiv puedes consultar Nuestros resultados.

¿Qué riesgos existen?

A pesar de que la medicación hormonal carece de riesgos, el principal problema que se puede plantear es el síndrome de hiperestimulación ovárica debido al tratamiento hormonal. Este síndrome se produce porque en ocasiones el cuerpo de la mujer reacciona a los tratamientos produciendo un excesivo número de óvulos, lo que genera ciertas molestias abdominales durante unos días. En estos casos, a veces se recomienda cancelar la medicación para evitar riesgos. De cualquier modo, el porcentaje de casos en los que se produce una hiperestimulación es bajo y la ginecóloga siempre advertirá a la paciente durante los controles de si existe tal riesgo o no. 

En el peor de los casos, la paciente deberá estar controlada en una clínica durante esos días. Para tu tranquilidad, en más de 30 años de experiencia en reproducción asistida en Ginefiv, no hemos tenido ningún caso con consecuencias graves para la paciente. 

Por otro lado, al haber suprimido la anestesia general en la mayoría de casos, las posibles complicaciones a este nivel también son muy bajas.

Otro riesgo a mencionar es la posibilidad de embarazo múltiple. Aunque por ley está permitido transferir hasta tres embriones a la vez a una misma paciente, en Ginefiv casi siempre transferimos únicamente uno o dos embriones, para así minimizar este riesgo. En fecundación in vitro, si se transfieren dos embriones en dia+3 de evolución, el porcentaje de embarazo múltiple es del 20%. Si bajo ningún concepto te planteas esta posibilidad, puedes transferir un único embrión en dia+3 de evolución o bien dejarlo hasta dia+5 para así llegar a la fase de blastocisto, en la cual se incrementa considerablemente la tasa de gestación. 

Gracias a una creciente eficacia de los procesos de fecundación in vitro, cada vez es menor es el número de embriones que se necesita transferir para lograr una gestación sana a término y, por tanto, se detecta una disminución en la frecuencia de embarazos múltiples.

¿Los niños nacidos por estas técnicas son como los otros niños?

Sí. Tras realizar seguimiento a miles de niños nacidos en el mundo por estas técnicas (inseminación artificial, fecundación in vitro, desvitrificación de embriones, microinyección espermática) se ha comprobado que tienen los mismos riesgos de alteraciones genéticas, malformaciones, etc. que el resto de la población.

Únicamente en algunas formas de esterilidad masculina de origen genético existe el riesgo al utilizar la microinyección espermática, de transmitir a la descendencia masculina la esterilidad paterna, por lo que el hijo debería recurrir a esta técnica para conseguir ser padre.

¿Tienes dudas sobre fertilidad o reproducción asistida?

LLÁMANOS
915 197 541