Mostrar todo Oculta todo

Llevo todo el proceso fatal: estoy muy nerviosa, ¿qué puedo hacer?

Las técnicas de reproducción asistida son procesos complejos que condicionan aspectos de la vida personal y de pareja. Pueden aparecer dudas y miedos que cursan en paralelo a sentimientos de gran ilusión e impaciencia.

Ginefiv pone a disposición de sus pacientes un servicio de atención al paciente (SAP) para gestionar, acompañar y resolver cualquier duda derivada del tratamiento, aportando una dilatada experiencia en reproducción; así como un servicio de atención psicológica, gratuito para todos nuestros pacientes, cuyo objetivo es ayudar a afrontar el tratamiento de la mejor manera posible, disminuyendo la ansiedad que pueda surgir.

¿Me atenderá siempre la misma ginecóloga?

Te asignaremos un especialista responsable de tu caso, dependiendo de la patología concreta que causa tu infertilidad. Debido a la amplitud del horario de consultas, es difícil que te trate una misma doctora. De todas formas, la evolución de tu caso será conocida y supervisada constantemente por el especialista responsable, así como en las sesiones clínicas por todo el equipo médico de Ginefiv.

¿Cuáles son las principales técnicas de reproducción asistida?

Las principales técnicas de reproducción asistida son la inseminación artificial y la fecundación in vitro (FIV). Dentro de la FIV cabe diferenciar la fecundación in vitro convencional y la ICSI o microinyección espermática. Para más información visite nuestra sección de tratamientos.

¿Qué diferencias hay entre la inseminación artificial y la fecundación in vitro? ¿Cuál es mejor?

En sentido estricto, las definiciones admitidas actualmente son:

Esterilidad primaria: cuando la pareja, tras un año de relaciones sin anticonceptivos, no ha conseguido un embarazo.

Esterilidad secundaria: cuando la pareja, tras la consecución del primer hijo, no logra una nueva gestación en los 2-3 años siguientes de coitos sin protección.

Infertilidad primaria: cuando la pareja consigue una gestación pero ésta no llega a término con un recién nacido.

Infertilidad secundaria: cuando la pareja, tras un embarazo y parto, no consigue una nueva gestación a término con un recién nacido.

¿Son dolorosos estos tratamientos?

Los tratamientos de reproducción asistida son procesos muy tolerables que no tienen por qué resultar dolorosos. Toda la medicación se administra por vía subcutánea a cargo de la propia paciente.

La inseminación artificial es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en consulta y no requiere anestesia. Y en el caso de la fecundación in vitro, la punción folicular que es el procedimiento más invasivo, también resulta indolora porque se lleva a cabo bajo sedación anestésica en quirófano.

La transferencia embrionaria se realiza bajo control ecográfico y no supone una molestia mayor que la de una citología vaginal en un control ginecológico rutinario.

¿Qué disponibilidad horaria exigen estos tratamientos? ¿Hay que pedir muchos días en el trabajo?

Para la inseminación artificial:
Durante el ciclo deberás acudir a consulta de 3 a 5 veces para realizarte controles. La duración de la consulta suele ser de unos 15 minutos. El día de la inseminación artificial, tu pareja, si es el caso, deberá aportar una muestra de semen como mínimo 2 horas antes de realizar la técnica. La inseminación artificial es un proceso que dura otros 15 minutos y que no requiere un reposo especial ni ese día ni los siguientes, por lo que podrás trabajar sin ningún problema, evitando realizar esfuerzos. Gracias a la amplitud de nuestro horario de consultas, puedes acudir a las visitas control y a la inseminación artificial fuera de tu horario de trabajo.

Para la fecundación in vitro:
Deberás acudir a consulta para realizarte controles de 3 a 7 veces dependiendo de la pauta que se utilice. La duración de la consulta suele ser de unos 15 minutos. El día de la punción ovárica, tu pareja deberá aportar la muestra de semen y tú pasarás a quirófano durante 30 minutos, pudiendo irte después a casa. A los 3-5 días deberás volver a la clínica para realizar la transferencia de los embriones. Se tarda unos 15 minutos en ello y después se aconseja un periodo de reposo relativo de unas 24 horas. Posteriormente, hasta saber si estás o no embarazada (15 días aproximadamente) podrás trabajar con normalidad.

** Si procedes de fuera de Madrid, debes saber que no es necesario que pases ninguna noche en Madrid. Los controles del ciclo pueden realizarse en nuestro centro o con algún ginecólogo de tu provincia que conozca los tratamientos, de forma que exclusivamente te desplazarías a Madrid el día de la extracción de óvulos y el de la transferencia de los embriones.

¿Cuántos óvulos suelen extraerse y cuantos embriones convendría obtener?

Es importante saber que no todos los folículos puncionados tienen necesariamente dentro un óvulo y que algunos de los óvulos obtenidos no serán aptos para ser fertilizados. 

El número de óvulos obtenidos puede variar mucho dependiendo de factores como la edad, las posibles patologías o la respuesta al tratamiento. La media de óvulos obtenidos es de 5 a 10 (y de 3 a 6 embriones fertilizados) en mujeres menores de 35 años. 

Aunque transfiramos un único embrión al útero existe posibilidad de embarazo, por lo que no debe preocuparte si el número de óvulos obtenidos o el número de embriones fertilizados es bajo.

¿Tienes dudas sobre fertilidad o reproducción asistida?

LLÁMANOS
915 197 541