La estimulación ovárica (EO) básicamente consiste en inducir una ovulación múltiple y, para conseguirlo, se  necesita un nivel de hormonas óptimo. Por eso, durante unos 10 a 12 días te administrarán hormonas,  similares a las que regulan el ciclo menstrual, y  en consecuencia vas a sufrir cambios hormonales. Es normal que te surjan preguntas sobre cómo te pueden afectar esos cambios y cómo afrontarlos.  Aquí te lo explicamos.