La Microinyección Espermática Intracitoplasmática (ICSI) ha supuesto un gran avance en la reproducción asistida con respecto a la fecundación in vitro convencional. Con una tecnología más compleja, la ICSI permite lograr altas tasas de fecundación incluso en los casos en los que se trabaja con muestras de semen de baja calidad, con las que en condiciones normales no sería posible realizar una FIV convencional.

Rectangle 84 (1)

30 años de experiencia

Rectangle 86 (1)

Seguridad garantizada

Rectangle 82 (1)

Asistencia de alta calidad

Rectangle 85 (1)

A la vanguardia tecnológica

Rectangle 83 (1)

Alto porcentaje de éxito

Rectangle 87 (1)

Precios económicos

¿Qué es una ICSI?

fivproceso-1

La Microinyección Espermática o ICSI es la inyección de un único espermatozoide dentro del citoplasma del óvulo. A diferencia de una fecundación in vitro convencional, en la que se ponen en contacto unos 25.000 espermatozoides por cada ovocito dejando que la fertilización se produzca por sí misma, en la ICSI el biólogo introduce (inyecta) dentro del ovocito un solo espermatozoide vivo, previamente seleccionado de la muestra de semen.

Para ello, los biólogos hacen uso de un microscopio dotado con un equipo de micromanipulación. Las pautas de tratamiento e incubación son las mismas que en un proceso de FIV convencional; la única variante es que el proceso de laboratorio es más complejo y precisa una tecnología más sofisticada.

La Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides supone un gran avance respecto a la fecundación in vitro convencional ya que permite lograr altas tasas de fecundación incluso en los casos en los que se trabaja con muestras de semen de baja calidad, con las que no sería posible realizar una fecundación in vitro convencional.

Sueños Cumplidos

“Agotada de otra clínica llegué a ellos y menudo cambio para bien. Pasaban los meses sin conseguir quedarme encinta y las pruebas indicaban que no existían impedimentos para ello. Después de un tiempo, y eso he de agradecérselo, lo hemos logrado. Y todo a pesar del momento vivido de incertidumbre por la salud, pero pensando en mi peque en camino se me cambia el ánimo. Agradecerles a todos el trabajo.”
Carla Ruiz - Google My Business
“Clínica muy profesional, personal atento y resolutivo durante todo el tratamiento. Asistencia personalizada en francés (correo, teléfono o in situ) para francófonos. Para elegir sin dudarlo para un proyecto de PMA en el extranjero.” 
Caroline Mercier - Google My Business
"Los mejores profesionales, la mejor atención. Dimos con Ginefiv por una pareja conocida hará un año y medio en plena pandemia. Aunque teníamos muchas dudas, afortunadamente no desistimos y ahora estamos esperando que llegue nuestra hija. Vaya aventura con pandemia y todo. Gracias a todo el equipo de atención al paciente, a las psicólogas, al equipo médico, recepción… a todos.”
Sandra Trigo - Google My Business

¿Cuándo y para quién está indicada la ICSI?

La ICSI está especialmente indicada en los casos de esterilidad conyugal de origen masculino. Cualquier varón, por escaso que sea su número de espermatozoides (incluyendo a varones azoospérmicos donde los espermatozoides se han podido recuperar del testículo), es candidato a este procedimiento

También está indicada en aquellos casos en los que se necesita aumentar la probabilidad de fecundación, como en esterilidades de origen desconocido, fallos de inseminaciones, mujeres de edad avanzada o con menor número de ovocitos.

espermatozoide entrando al óvulo

 

Ventajas que presenta una ICSI

La principal ventaja de esta técnica es que se obtienen tasas de fertilización de los óvulos más altas que con la fecundación in vitro convencional.

Al ser necesario tan sólo un espermatozoide vivo para cada ovocito, esta técnica, a diferencia de la anterior, cuenta con la ventaja de que se puede realizar con muestras de semen de baja calidad.

¿Cómo se realiza una ICSI?

El proceso sigue los mismos pasos que una FIV convencional. Es decir, que las pautas de tratamiento y de incubación son las mismas, con incubadores de última generación con tecnología time-lapse, como Embryoscope. La única diferencia es que la fase de laboratorio es más compleja y requiere de una tecnología más sofisticada.

Por ejemplo, en la ICSI los biólogos hacen uso de un microscopio dotado con un equipo de micromanipulación que permite realizar la microinyección del espermatozoide en el ovocito.

Sigue leyendo si te interesa saber cómo se lleva a cabo una FIV.

Consulta con un especialista o pide una cita

Contacta con uno de nuestros especialistas en diagnóstico genético preimplantacional y conoce cómo el esperma puede ayudarte a minimizar los riesgos para futuros hijos. 

Contacta con Ginefiv

Nuevas técnicas