Blog

La temperatura basal: Qué es y cómo calcularla

Dra. Verónica Lucas
Ginecóloga en Ginefiv

Calcula tus días fértiles: la temperatura basalLa temperatura basal es la temperatura más baja que alcanza el cuerpo en reposo, normalmente durante el sueño. Es, por tanto, la temperatura que tenemos al despertarnos, aún sin haber salido de la cama. La medición diaria de la temperatura basal permite calcular los días fértiles en el ciclo menstrual de una mujer. ¿Quieres saber cómo?

A lo largo del ciclo menstrual, la temperatura basal del cuerpo experimenta variaciones. Así, sabemos que, debido a la secreción de progesterona por parte del ovario, justo después de la ovulación esta temperatura aumenta entre 0,3 y 0,5 grados, manteniéndose elevada hasta el siguiente período menstrual

Por ello, llevar un registro de la temperatura basal durante todo el ciclo te puede ayudar a calcular tus días fértiles de forma sencilla y económica, aumentando tus posibilidades de conseguir el embarazo.

Cómo medir la temperatura basal

La medición de la temperatura basal es, en sí mismo, un proceso sencillo pero requiere mucha constancia y respetar ciertas pautas.
Cada día, desde el cuarto o quinto día del ciclo y hasta el primer día del ciclo siguiente, siempre antes de levantarte de la cama, tómate la temperatura por vía oral, rectal o vaginal (siempre la misma).

  • Por vía oral: coloca la punta del termómetro bajo de la lengua y mantén los labios cerrados.
  • Por vía vaginal: introduce el termómetro dentro de la vagina.
  • Por vía rectal: utiliza vaselina o lubricante e inserta la punta del termómetro en el recto mientras te mantienes en posición fetal.

Utiliza para ello un termómetro, de mercurio o digital:

Es importante que midas tu temperatura basal siempre a la misma hora y después de haber dormido un mínimo de tres horas. Las variaciones en el horario de medición también se deben apuntar, ya que tomada una hora más tarde, la temperatura basal puede elevarse una décima, o reducirse si se toma una hora antes de la habitual. También deberás tener en cuenta lo que pueda estar afectando a la temperatura (una cena copiosa, un resfriado, el consumo de alcohol, trasnochar, tomar alguna medicación, un cambio de termómetro, etc.).

Si utilizas un termómetro de mercurio, déjalo cada noche con el mercurio por debajo de los 35 ºC. En el caso de tomar la temperatura vía oral, deberás ponértelo unos 5 minutos y, en el caso de que sea vía vaginal o rectal, 3 minutos.

Si utilizas un termómetro digital, pasados unos 60 segundos el termómetro pitará para avisarte de que la temperatura está tomada.

Si trabajas en turno nocturno debes tomártela después del período de mayor descanso.

Cómo registrar la temperatura basal

Para el registro de tus temperaturas, diseña un gráfico cuyo eje vertical sea la temperatura y el horizontal los días del ciclo. Cada día, cuando te tomes la temperatura, anótala en la gráfica para luego poder formar una línea.

Esto te permitirá comprobar el desnivel (de entre 0,2 ºC y 0,5 ºC) que se produce en un momento determinado del ciclo, justo cuando el ovario comienza a producir progesterona un día después de producirse la ovulación. No podrás identificar el momento exacto de la ovulación de manera directa, pero teniendo en cuenta que el período fértil comienza 4 días antes de la fecha de la ovulación y termina unas 24 horas después, te será fácil establecer un patrón más o menos regular de los días más fértiles de tu ciclo.

Es importante que tengas en cuenta que solo podrás registrar el momento de la ovulación una vez que haya ocurrido. Por eso se recomienda hacer un control de la curva de temperatura basal durante dos ciclos menstruales consecutivos como mínimo, antes de poder realizar una interpretación fiable de los datos.

Comportamiento de la temperatura basal a lo largo del ciclo

Durante los primeros días del ciclo, la temperatura suele oscilar entre los 36 °C y los 36,6°C.

25 horas después de la ovulación, la temperatura sufre un aumento brusco de 0.3 y 0.5°C.

Un óvulo vive aproximadamente entre 12 y 15 horas. Por lo tanto, tener relaciones sexuales después del aumento de la temperatura no permite la fecundación.

La temperatura vuelve a disminuir inmediatamente después de la aparición de la regla, al final del ciclo.

¿Cómo conocer los días fértiles?

Si durante varios meses observas un patrón regular (aumento de la temperatura a partir del mismo día), tus días fértiles serán aquellos anteriores a la subida de temperatura. Manteniendo relaciones sexuales en los días anteriores a ese cambio de temperatura tendrás más probabilidades de quedarte embarazada.

Ello es debido a que, en teoría, ya habrás ovulado y el óvulo ya está dispuesto aunque no lo indique el cambio de temperatura, que se producirá 24 horas después.

Recuerda que la medición y el registro de la tempertura basal es uno de los varios métodos para conocer tus días fértiles que puedes utilizar. De cualquier forma, y aunque es un método bastante efectivo, lo más seguro es combinarlo con otros métodos de control de la ovulación, observando el ciclo menstrual en el calendario y el flujo vaginal, porque existen factores que pueden alterar su medición exacta.

Consejos para la medición de la temperatura basal

  • Apunta la temperatura basal todos los días del ciclo a partir del cuarto o quinto día de menstruación.
  • Al ir dormir, deja el termómetro a tu alcance para no tener que levantarte de la cama a por él. Si tienes que levantarte a buscarlo, la medición no será válida.
  • Toma nota de tu temperatura basal durante varios meses, para detectar posibles irregularidades en el ciclo y establecer tu calendario.
  • Si tienes fiebre o estás enferma, los datos de esos días no sirven, y hay que registrar este hecho.
  • Intenta usar siempre el mismo termómetro, sin cambiarlo durante el ciclo.
  • Tómate siempre la temperatura en la misma parte del cuerpo.

Articulos relacionados

¿Hablamos?

Para conocer precios o cualquier otra duda sobre

reproducción asistida, por favor haz clic en: