La ligadura de trompas es un método anticonceptivo pensado como opción definitiva, pero en ciertos casos, la recanalización de las mismas es posible. Así, una mujer con las trompas ligadas puede lograr quedarse embarazada.