¡Novedad! Prediagnóstico online, gratuito y sin compromiso

Empezar
¿Buscando embarazo? Vigila tu peso

Buenos hábitos de alimentación para mejorar tu fertilidad

10 julio, 2020

Sobrepeso y fertilidad

Casi un 90% de las mujeres aseguran mantener una dieta variada, pero sin embargo menos de un 30% consume cinco piezas de fruta y verdura al día.  Un dato poco alentador si tenemos en cuenta que estos alimentos son algunos de los considerados esenciales para garantizar la salud reproductiva por su alto contenido en antioxidantes, que ayudan por ejemplo a mejorar la respuesta ovárica.

El estudio “Conocimiento y hábitos de fertilidad de las mujeres”, que  Ginefiv ha venido desarrollando a lo largo de los últimos años durante la campaña del Mes de la Fertilidad, explica que si bien existe una conciencia de la necesidad de cuidar la alimentación como parte de unos buenos hábitos de salud, la práctica diaria no siempre se traduce en una dieta lo suficientemente equilibrada y saludable.

Entre un 10 y un 12% de los hombres y mujeres con infertilidad primaria presentan un peso más elevado de lo normal –índice de masa corporal superior a 30.  Por eso, para prevenir el sobrepeso y poder mejorar la fertilidad es imprescindible conocer cuáles son los hábitos alimentarios adecuados para cuidar la capacidad reproductiva.

Razones de peso

Por ejemplo, el exceso de grasa y el defecto de antioxidantes da lugar a mujeres jóvenes con ovarios envejecidos que no funcionan de manera correcta. En mujeres con sobrepeso y obesidad, la grasa excesiva corporal conlleva desequilibrios hormonales, disminuyendo la ovulación y la calidad de los óvulos, volviéndose los ciclos irregulares o pudiendo incluso desaparecer. Además, la mujer obesa puede ser más resistente al tratamiento hormonal en el caso de someterse a un tratamiento de fertilidad y, por tanto, obtener unos peores resultados en los ciclos.

De igual modo el exceso de peso afecta a la calidad del semen: los hombres que ingieren altos niveles de grasas saturadas tienen una concentración espermática un 28% más baja.

Además, un cambio drástico en el peso corporal normal, ya sea por aumento o por pérdida, puede causar infertilidad tanto en los hombres como en las mujeres.

Por eso es importante controlarlo si se desea mejorar la fertilidad, acudiendo a un especialista si es necesario, antes de iniciar un tratamiento de esterilidad para optimizar los ciclos al máximo y que de este modo se pueda lograr el embarazo.

Alimentos saludables para la fertilidad

Lo ideal es que las parejas aspiren a una buena nutrición en conjunto. Ingerir una gran variedad de alimentos de todos los grupos alimenticios, bajos en grasa y de alto valor nutricional, ya que ello asegura un aporte de vitaminas y minerales necesarios para una función reproductiva óptima.

Se aconseja incluir en la dieta alimentos ricos en fibra y reducir la cantidad de carbohidratos refinados, azúcares y grasas; incorporar productos que contengan calcio y ácido fólico -éste último presente en lentejas, espárragos o brócoli, entre otros. Y no olvidar el calcio, esencial para la salud de la madre y del feto, y que ayuda a mejorar la fertilidad masculina.

Asimismo, la vitamina D es fundamental para la fertilidad y se puede obtener a través de alimentos como la leche, el huevo o los pescados azules, por lo que se recomienda incorporarlos en los hábitos nutritivos.

Finalmente, se debe evitar el consumo de cafeína y alcohol. El exceso de cafeína puede reducir el número de ovocitos reclutados y de embriones de buena calidad. De igual manera, la ingesta elevada de alcohol incide en la calidad del esperma de los hombres, y provoca ciclos menstruales irregulares y períodos anovulatorios, en el caso de las mujeres.

 

Ginefiv