¡Novedad! Prediagnóstico online, gratuito y sin compromiso

Empezar
consultas en Ginefiv

La infertilidad femenina

1 julio, 2018

Categoría

La infertilidad en las mujeres: causas y soluciones

 

Buscar un hijo y tener dificultades para concebirlo es una de las situaciones difíciles a las que una se enfrentan algunas mujeres a lo largo de la vida. Al contrario de lo que se suele pensar, la infertilidad no se deriva necesariamente de una única causa o de una enfermedad previa. Factores como la edad avanzada, la mala alimentación o el sedentarismo son a menudo las razones detrás de este problema. La infertilidad tampoco se produce siempre por causas de la mujer, de hecho, del 30% al 40% de los casos de infertilidad son imputables al hombre.

 

 

 

Principales causas de la infertilidad femenina

 

La edad es uno de los condicionantes más importantes a la hora de tener hijos. Pero algunos hábitos como el estrés, el consumo excesivo de alcohol, café, tabaco… o incluso tomar algunos medicamentos, pueden afectar directamente a la fertilidad femenina.

Fumar, por ejemplo, puede provocar en la mujer una disminución de la calidad ovocitaria, un aumento de las anomalías cromosómicas, así como un incremento de los casos de menopausia precoz.

Otros problemas que pueden afectar a la mujer a la hora de ser madre son la anorexia o la obesidad. Algunos estudios han demostrado que las mujeres obesas tienen casi el triple de probabilidades de sufrir riesgo de infertilidad y de fracasar en los intentos de quedar embarazada. Si este es tu problema, atenta, porque con sólo con un 5% de pérdida de peso corporal se pueden mejorar e incluso restaurar los índices de ovulación y embarazo. En el caso de sufrir una pérdida drástica de peso o anorexia nerviosa, la ovulación puede volverse irregular, incluso interrumpirse, afectando directamente a la fertilidad.

Además de estos factores, hay enfermedades como la endometriosis, el fallo ovárico precoz, o el síndrome de ovarios poliquísticos, entre otras, que pueden causar infertilidad y que explicaremos con más detalle.

 

La falta de ovulación: causas

 

Existen muchas causas de anovulación (ausencia de ovulación) y una gran variedad de síntomas que nos permiten identificarla. En algunas circunstancias la anovulación se puede tratar con medicamentos; en otras, basta con cambios en el estilo de vida y en algunos casos no se puede tratar y sólo es posible lograr el embarazo con la ayuda de una donante de óvulos. Algunas de las causas tratables son:

 

Anovulación de origen hipotalámico:

Causado por el ejercicio, el estrés y / o pérdida de peso, entre otras causas.

Hiperprolactinemia:

Aumento de los niveles de prolactina, una hormona hipofisaria.

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP):

El síndrome del ovario poliquístico es la causa más común de alteración de la ovulación y una causa muy importante de infertilidad. Las mujeres con este síndrome tienen ovarios de mayor tamaño con muchos y pequeños folículos sin desarrollar (mal llamados «quistes»). Este síndrome a veces se asocia con la obesidad y alteraciones hormonales que pueden dificultar la concepción.

Obstrucción de las trompas de Falopio:

La obstrucción de trompas es una de las principales causas de infertilidad femenina. No en vano, una de las condiciones de las que depende que se produzca un embarazo es que la mujer disponga de las trompas de Falopio en buenas condiciones, de manera que permitan la unión del óvulo al espermatozoide. Se estima que en un 24% de los casos de infertilidad femenina existe algún tipo de alteración en las trompas.

Endometriosis:

La endometriosis es un proceso por el cual un material similar al revestimiento del útero (endometrio) comienza a crecer fuera del útero. Es un trastorno muy común, especialmente en mujeres mayores de 30 años que no han tenido hijos, y su naturaleza es desconocida.

Los miomas o fibromas:

Los miomas o fibromas son tumores benignos de tejido que crecen a partir del miometrio (la pared formada por fibras musculares que constituyen el útero y que rodea el endometrio). Los miomas podrían ser causa de fracaso de implantación o de aborto, sobre todo cuánto más cercanos están al endometrio; también podrían estar relacionados con síntomas tales como sangrado abundante o dismenorrea.

Causa inexplicada o idiopática

Existe un 5-6% de parejas en las que no se encuentra una causa justificada de infertilidad, aún después de haberse completado un estudio riguroso.

Ginefiv