Todo Sobre Fertilidad

El proceso reproductivo: "El proceso de fecundación"

Fecundación natural

Una vez que los espermatozoides son depositados en la vagina mediante el eyaculado, millones de ellos comienzan una verdadera carrera por alcanzar y fecundar al óvulo. Esta carrera es verdaderamente un reto si consideramos que, de los miles de millones de espermatozoides, solo uno lograra fusionarse con el ovulo.

Desde la vagina, los espermatozoides viajan hasta las trompas de Falopio, lugar en el cual aquellos espermatozoides que lleguen se encontrarán con el óvulo y se producirá la fecundación. Este viaje es posible gracias a la capacidad de movimiento de los espermatozoides mediante su cola, y también a las contracciones de las paredes de la vagina y el útero que facilitan su desplazamiento.

Al encuentro con el óvulo solo llegarán unos doscientos espermatozoides de los millones que fueron depositados durante el eyaculado, los cuales rodearán al óvulo y comienzarán a liberar una enzima proteica (hialuronidasa), que tiene la función de romper la membrana externa del óvulo. Solo uno de todos ellos será capaz de romper por completo dicha membrana y entrar por completo dentro del óvulo, y al hacerlo perderá su cola y avanzará hacia el encuentro con el núcleo del óvulo, activando sustancias que impedirán la entrada de otros espermatozoides al interior del mismo.

proceso reproductivo

Un dato...

El óvulo mantiene su capacidad de ser fecundado durante aproximadamente unas 24 horas después de producirse la ovulación. Los espermatozoides pueden permanecer viables en el moco cervical durante aproximadamente unas 48-72 horas.

La fecundación ocurre cuando se fusionan los núcleos, tanto el de la cabeza del espermatozoide que ha accedido al óvulo como el del óvulo. De esta manera, se logran reunir un total de 46 cromosomas (cada célula sexual aporta 23), lo que constituye la dotación cromosómica del nuevo individuo. Si bien la mitad de la información genética corresponde a cada uno de los padres, la unión genera la creación de un individuo único e irrepetible, que en este momento se denomina cigoto.

Implantación

El óvulo fertilizado, se desarrollará en las trompas de Falopio durante los tres primeros días, y luego viajará hacia el útero. Al quinto día se convertirá en lo que se denomina un blastocisto, un embrión de entre 70-100 células que está listo para la implantación. Al 6º - 7º día después de la fecundación el blastocisto se libera de su caparazón (tambien llamada membrana pelúcida), alcanzando de esta manera las condiciones necesarias para adherirse a la superficie del endometrio al tiempo que comienza a secretar gonadotrofina coriónica humana (hCG), una hormona que indica al cuerpo lúteo que continúe la producción de progesterona.

B. La esterilidad e infertilidad >>

Comparte este contenido: